En un paseo matutino (muy matutino) acabamos pasando por los Jardines de San Carlos. Y esto es lo que se ve cuando miras para arriba…